AMENAZAS Y CONDICIONAMIENTOS CONTRA QUIENES ESTUDIAMOS RIGUROSAMENTE LOS TEMAS DE LA CIUDAD

Artículos

Un partido que se precia de su pluralidad, de su apertura, de su respeto a las diferencias, no puede aceptar la posición dictatorial de uno de sus miembros, y menos el tono amenazante con el que insta a los integrantes de la colectividad a expulsar a los concejales de la Alianza Verde que voten a favor del Plan de Ordenamiento Territorial.


Es un hecho que el Concejo de Bogotá tiene una gran responsabilidad en el estudio y trámite del Plan de Ordenamiento Territorial, y será la discusión plural de todos los partidos, en combinación con la participación de la sociedad civil en dos cabildos abiertos, lo que al final permitirá dictaminar si el POT presentado, con las modificaciones de la discusión sana y plural es lo que más le conviene a la ciudad.


Pero no puede un integrante del partido como Inti Asprilla, que abiertamente reconoce que ha trabajado para negar el aval a los concejales que defendemos los proyectos de ciudad que benefician a todos los bogotanos, amenazar impunemente. Bien lo dice, ha sido derrotado, porque no le asiste la razón.


Como ponente del POT de Bogotá lo he estado analizando a fondo y consultando con expertos para darle un abordaje integral de todos los temas que allí se plantean. Por supuesto que no hemos descartado la importancia de temas ambientales, como el Río Bogotá, la protección de los cerros, la conectividad ecológica y recuperación de las áreas de protección, que en muchas ocasiones se han visto afectadas por una mala planeación.


El Plan de Ordenamiento Territorial es un instrumento de la mayor importancia para la ciudad y no puede estar en manos de una posición ciega, que se opone por oponerse y le niega a los concejales de la Alianza Verde el derecho que tienen de estudiar el proyecto del POT para proponerle mejoras y dotar a la ciudad de una norma que estamos en mora de actualizar.


Quede constancia de esta amenaza en manos del comité de ética del partido, porque no se puede coartar de manera tan arbitraria el libre ejercicio que nos asiste a los concejales de asumir nuestros deberes en los temas clave de la capital.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*