Bienvenida restricción de consumo de drogas y alcohol en #ParqueParaLosNiños

Artículos

Los padres de familia de Bogotá recibieron hoy la mejor noticia: el anuncio de la Alcaldía de Bogotá de expedir un decreto que prohíbe el consumo de bebidas embriagantes y sustancias psicoactivas en espacios públicos y privados a los que tenga acceso el público, o donde haya aglomeración de personas.

Respaldamos totalmente la decisión de la alcaldía de Bogotá de prohibir el consumo de drogas psicoactivas y alcohol en los más de 1.200 parques que tiene la capital, porque la prioridad de las decisiones públicas deben ser los niños y las familias.

Además, importante que la medida cobije los entornos educativos (a 200 metros de distancia), porque es bien sabido que es en estos lugares donde las organizaciones delincuenciales están a la caza de los menores de edad para vincularlos a la adicción y a sus bandas distribuidoras de droga.

Bien que se hayan incluido también los hospitales o centros de salud, las zonas comunes de edificios o unidades residenciales, con excepción de los salones comunales, estadios, coliseos y centros deportivos, vehículos de transporte terrestre de uso público, espacios públicos como plazoletas y el sistema de transporte masivo.

Así está en el Código de Policía, no puede ser de otra manera. Es la única forma de proteger la tranquilidad, la convivencia, la salud y sobre todo el presente y el futuro de nuestros niños y jóvenes.

Veinticuatro horas del día, siete horas a la semana. Es lo que más le conviene a la ciudad. De esta forma van a quedar protegidos los niños de los jardines infantiles, los jóvenes de los colegios y universidades. Todos los espacios con propósitos educativos, recreativos, culturales, laborales y de movilidad.

Las razones para esta medida no dejan lugar para las dudas. El segundo estudio distrital de consumo de sustancias psicoactivas publicado en el 2016, mostró que el inicio en el consumo de bebidas alcohólicas está en los 17 años y que el segmento más afectado con el consumo de sustancias lícitas e ilícitas afecta más a la población de 18 a 24 años.

El mismo estudio mostró que de quienes se declaran consumidores de alcohol, marihuana, bazuco o cualquier sustancia ilícita, la edad a la que iniciaron el consumo estuvo a los 15 años o menos. Y es menor en las mujeres.

Permitir el consumo en los parques, espacios públicos y entornos educativos representa un riesgo para la población joven.

Por eso, bienvenida la medida del alcalde Enrique Peñalosa para proteger a nuestros niños y jóvenes. Por trabajar por el bien de la familia.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*